martes, 19 de enero de 2010

NO SÉ P'ANDE AGARRO




Nota: Ésta, como todas las que aquí se escriben, es una historia verdadera por eso los nombres de los personajes fueron cambiados, si existiera alguna semejanza de apodo, nombre o apellido es pura coincidencia. Las fotos no me pertenecen, ni a ninguno de los personajes, las bajé de internet para que tengan idea del estilo o de los lugares

Masita jugaba un partido de truco, después de comer un tremendo asado regado a buen vino tinto.

Jugábamos de seis, así que había mano común (toda la vuelta) y pica-pica (mano a mano). En un momento determinado le toca a Masita jugar la mano, pero todos nos paramos cuando lo vemos con el mentón apoyado sobre el puño cerrado y mirando para arriba, abstraído, meditativo, circunspecto, era el modelo perfecto para una escultura Auguste Rodin.

¿Qué estaría pensando? Por unos segundos se hizo un silencio pesado en el grupo. Muchas cosas pasaban por nuestras cabezas intentando imaginar el motivo que llevara al mutismo de nuestro compañero, justo él que, entre todos, siempre fue el más alegre.

De repente, con la sutileza que le es característica, el Abrojo le dice: ¿Pero que mierda te pasa hermano? ¿Vas a jugar o nos agarraste p’al churrete? ¿Qué carajo estás pensando?

Y Masita, siempre con los ojos fijos para arriba, responde: Estoy aquí pensando hermanos y bastante indeciso. ¡Es que no sé si agarro p’al lao del vino o p’al lao del “güisky”!. Mientras apuntaba el dedo para la alta estantería, llena de botellas, que estaba a su frente cerca del cielorraso.






3 comentarios:

Mayara dijo...

jejeje
muy importante !
yo agarraria p'a lao del "guisky"
=***

Brujotinto dijo...

¡¡Ni dudarlo!!, agarrá pal lado del vinooooooooo!!!

Educatto dijo...

Yo iria pal champu!. Si abremos chupau por los pagos del chaco, no abrojo?